More about GreenPal
6

El financiamiento para tu negocio –
comienza con ímpetus e imprímele ganas

Capítulo

Consigue el dinero que necesitas para despegar tu negocio, sorpréndete.

Ch6 baner img1 caef7a46b112a814d67b25739377bf2cd5af34738cbeb7a3e6b2198c41cd0fa7

Ahora es el momento de hablar de cosas realmente serias.

Es el momento de llegar a los pormenores sobre el dinero que necesitas para empezar tu negocio y cuándo requieres para llegar a la meta de $5000 al mes.

Después de todo, aparte de todos los motivos que tienes para comenzar tu negocio de jardinería —libertad, la opción de elegir tu propio destino, una forma de mejorar, ser tu propio jefe, y más— la cuestión es el dinero, ¿no?

Ya sabes —la lana, la plata, la feria, la papa, el chivo… ya me entendiste. Dicen que el dinero no crece en los árboles, ¡pero ciertamente sí en el pasto del vecino!

Por eso, en este capítulo de la guía, vamos a hablar de dos cosas.

Cuántos clientes y cuántos cortes necesitas para llegar al ingreso mensual proyectado, y varias opciones para que reúnas los $25,000, lo que hemos estado viendo a lo largo de todo el libro.

Ya que repasamos algunas cosas como precio promedio por jardín, gastos e impuestos, sabes que para poder llevar $5 mil a casa cada mes, debes generar más que esa cantidad en ingresos brutos. Exactamente cuánto más, es difícl decirlo. Eso va a depender de cuánto cobras, qué tan seguido, cuántos días trabajas, etc.

Ya que repasamos algunas cosas como precio promedio por jardín, gastos e impuestos, sabes que para poder llevar $5 mil a casa cada mes, debes generar más que esa cantidad en ingresos brutos. Exactamente cuánto más, es difícl decirlo. Eso va a depender de cuánto cobras, qué tan seguido, cuántos días trabajas, etc.

Ésta es sólo una guía y habrás de hacer ajustes en la marcha. Vamos a tomar un ejemplo.

El juego de los números

Spanish ch6 baner img2 65def746540f0556da3c5d46ea583d17202f81bdf3b5470765f563ac6f75f582 Spanish ch6 baner img2 65def746540f0556da3c5d46ea583d17202f81bdf3b5470765f563ac6f75f582

Antes ya hablamos de que un corte de jardín dejaría $35 dólares en promedio. El hecho es que las cifras nunca son precisamente las que uno calcula al principio.

A menos que estés en uno de los estados del sur — como Arizona, Nuevo México, Texas, Louisiana, Mississippi, Alabama o Georgia –, en las áreas marcadas con rojo y naranja en el mapa (las que alcanzan mayores temperaturas en el año)… entonces probablemente no vas a estar cortando jardines los doce meses del año, sino más bien como nueve meses.

Ch6 map img 914b98251263519629f07ce0a93cf54a5a8ce8df6765e3e98c0d20115f88a79b Ch6 mobilemap img bcf1943a415a5f4befbbe09777d00caf77a2e770ac9e887180ee61c9698b69f8

Incluso en Florida, donde el cuidado del jardín es un negocio redondo los doce meses del año, generalmente arreglas el césped de tus clientes sólo dos veces por mes en la temporada que va de fines de noviembre a fines de marzo.

No te preocupes… Te enseñaremos cómo ofrecer servicios adicionales para que estés ocupado a lo largo del todo el año.

La otra cosa es que no todos los jardines van a dejarte $35 por corte. Puede haber algunos lotes más pequeños por los que solamente cobrarás $25, o quizá tengas un cliente con un acre al que le cobres $75 por servicio, y así sucesivamente. Tendrás diferentes tarifas para todo el espectro de jardines. Incluso dos terrenos del mismo tamaño pueden cobrarse diferente. Si un jardín tiene muchas plantas y caminos de flores y orillas que necesitan detallado, puedes cobrar un poco más.

Para simplificar las cosas, vamos a tomar en cuenta estas cantidades por lo pronto:

Spanish ch6 simple number img de55714edbf669c7cf74686e9ad49ca6750e92adb1600db8a764dd0a8dd16cda Spanish ch6 simple number img de55714edbf669c7cf74686e9ad49ca6750e92adb1600db8a764dd0a8dd16cda

Así, cada cliente te solicitará 32 cortes por año para darte un ingreso total de $1,120.

4 cortes por mes X 9 meses = 36 cortes

Ahora sólo es cuestión de calcular cuántos clientes necesitas con esa tarifa para poder llevarte esos $60,000 al año.

Si queremos saberlo, necesitamos definir unas cuantas cosas más. Debemos saber qué cantidad de impuestos tiene que pagar la compañía y cuáles son tus gastos. Luego añadiremos eso a los $60 mil y obtendremos tus ingresos totales.

Empecemos con los impuestos. Todos tenemos que pagar tres tipos de contribuciones: seguridad social y Medicare, impuesto sobre el ingreso y sobre el desempleo. Cada uno es distinto y se calcula diferente.

Vamos paso a paso...

Primero, el del desempleo. En realidad es una cantidad pequeña y sólo llega a unos doscientos dólares por año, así que simplemente lo ignoraremos por ahora. El cálculo es un poco extraño y tu contador se hará cargo de él. Pero es una cantidad pequeña y no debería distraernos ahora.

Luego está el de seguridad social y Medicare. Este conjunto de impuestos es bastante simple. Asciende a 15.3% de tu ingreso bruto anual. El truco aquí es que cuando trabajas como empleado, la empresa paga la mitad de tu impuesto. Como persona que trabaja por cuenta propia o dueño de una LLC, tú pagas todo.

Lo que esto significa es que si pagas 15% de tus $60 mil, tienes que pagarle al fisco (IRS) unos $9,000. El lado positivo para ti es que la mitad lo paga tu compañía, y la otra mitad la pagas tú. Sí, claro que a fin de cuentas tú lo estás pagando todo, pero esta distinción afecta la forma en que calcularás tus impuestos.

Si queremos alocarnos un poco, podemos calcular cuánto necesitas pagar para terminar con esos $60 mil para gastos. Por ahora, vamos a pensar en esos $5 mil al mes o $60 mil anuales como si estuvieras ganándolos como empleado de alguna compañía.

En lo que se refiere al impuesto sobre la renta, todo sale de tu sueldo. Si ganas $60,000 al año, el impuesto sobre la renta al momento de escribir estas líneas ascenderá a unos $9,000 dólares al año.

Así, aunque te estés pagando a ti mismo $60,000 al año, cuando agregas la seguridad social y el impuesto al ingreso, o impuesto sobre la renta, tienes que pagar $13,500, lo cual te deja con $46,500 de ingreso neto.

Desde luego, hay cosas que no hemos considerado aún.

  • ¿Recuerdas la deducción por tener la oficina en tu casa?

  • Y el bono anual de $400 que te pagas a ti mismo.

  • En el capítulo anterior, hablamos de una deducción de unos $1,600 por tener la oficina en casa y por gastos en algunos insumos.

  • Añade el bono de fin de año y tu ingreso sujeto a impuestos se reduce a $58 mil – pero todavía tenemos que llegar a los $60,000.

Básicamente, acabas de agregar $2,000 a tu ingreso neto.

Nada mal, ¿eh?

Ok, aquí es donde vamos ahorita: necesitas un ingreso de $64,500 para poder pagarte un salario de $60 mil dólares.

$60,000 + $4,500 en impuestos sociales que paga la empresa.

Ahora veamos los gastos. ¿En qué consistirán? No tengo idea, pero podemos hacer algunas suposiciones. Asumiendo que tomaste un préstamo de $25,000 para arrancar, estarás pagando probablemente unos $600 dólares al mes —suponiendo un préstamo a cinco años con una tasa de interés de 7%.

Luego vienen los gastos normales como gasolina para la camioneta y el equipo, aceite, refacciones. Supongamos que suman unos $400 al mes —tal vez es mucho, pero usemos esas cifras para no complicarnos.

Ok, aquí vamos en este momento:

  • $64,500 salario

  • $12,000 costos anuales de operación

  • Ingreso total:

    $76,500

Ahora todo lo que tenemos que hacer es dividir ese número entre nuestro ingreso anual por cliente, y obtenemos:

$76,500 / $1,120 = 68

Para dejarlo en claro, significa que en los siete meses en que estarás cortando el pasto semanalmente, estarás recortando 68 jardines a la semana.

Si te ocupa un promedio de media hora hacer un jardín, estarás podando, desmalezando, orillando y soplando hojas durante 34 horas a la semana. En los meses flojos, sólo trabajarás 17 horas por semana.

Desde luego nada sale con tanta precisión en la vida real. Así que vamos a añadir un poco de tiempo de manejo. En los meses más intensos, agreguemos unas 50 horas de manejo a la semana y 23 horas para los meses lentos. Nada mal, ¿eh?

Y vaya, durante 3 meses de cada año, no estarás trabajando casi nada, ¿cierto?

Por otro lado, en el siguiente capítulo en el que hablaremos de algunos servicios extra que puedes ofrecer, podrías trabajar medio tiempo en esos meses sin actividad y tal vez añadir $10 mil o $20 mil más a tu ingreso sin tener que trabajar tan duro. Suena interesante cuando uno lo piensa así.

Pero ahora veamos otra cosa que seguramente ha estado dando vueltas en tu cabeza todo este tiempo —¿de dónde diablos vas a sacar los $25,000 dólares para iniciar tu negocio?

Cómo encontrar la lana para llevar el chivo

Ch6 baner img3 04bdc2241a5e89928a0807327dd44f0f4fe91856c764269a3909e9e490569b10s

Aunque no lo creas, hay muchos lugares donde puedes conseguir el dinero.
Especialmente una cantidad tan miserable como son $25 mil. Sé que para muchos puede parecer una enorme cantidad de dinero —pero todo es cuestión de perspectiva. Aquí hay algunas ideas de dónde buscar:

  • En tu banco

  • Unión de crédito

  • Prestadores en línea

  • Tarjetas de crédito

  • Familia

  • La hipoteca de tu casa

  • Cualquier tipo de plan de retiro – 401K o IRA

  • Ahorros

  • Comenzando una campaña de recolección de fondos en un sitio como GoFundMe

  • Sangre, sudor y lágrimas

No voy a fastidiarte explicándote cada uno. Algunos lugares puede que no apliquen para tu caso, pero al menos dos de ellos los puedes considerar. Algunos requerirán que tengas muy buen crédito, otros no. Algunos costarán más por mes que otros, etc.

Vamos a examinar un par de estas opciones con más detalle…

Tu banco o unión de crédito

Ch6 baner img4 657eb73530635cb8747bc6e8ffe0467ecf24d403f2e05b1ea40f6c206a4dead0

Todos los bancos y uniones de crédito ofrecen préstamos personales.

Algunos ofrecen préstamos empresariales también. Por lo general vas a encontrar plazos cortos como cinco años o menos, y tasas de interés en un rango de 5% a 10%.

Yo calculé el pago mensual de $600 con base en un crédito de $25,000 a cinco años con una tasa de interés de 7%.

Lo más bonito de esta opción es que con un solo préstamo cubres todo.

Recuerda, este préstamo de $25 mil cubre tu camioneta, el remolque, la podadora, el equipo para detallado, de protección, los gastos de instalación, el mercadeo para tus primeros 25 clientes y cosas menores como tarjetas de presentación, camisetas, etc.

Un préstamo es mejor que varios, porque es más fácil pagar y cada préstamo que obtienes hace más complicado que te otorguen otro.

Ahora bien... ¿qué te van a pedir el banco o la unión de crédito en términos de calificación crediticia?

Difícil saberlo, cada uno tiene sus propias reglas, Por lo general es una combinación de tu calificación, y saber si tienes o no un historial de crédito, y si dicho historial demuestra que has pagado tus abonos.

Quizá tengas una tarjeta de crédito o dos, pero no un préstamo en abonos, lo cual podría perjudicarte. Los préstamos en abonos son créditos para un coche o una hipoteca. No tengas miedo de ir a cinco o seis bancos diferentes. Si solicitas el mismo tipo de préstamo en un periodo corto de tiempo, tu reporte de crédito no tendrá gran impacto por tus pesquizas. Las instituciones de reporte de crédito entienden que estás yendo a varios bancos en busca de las mejores condiciones.

Iniciar con tarjetas de crédito

Ch6 baner img5 336146ad35545d59279aaece7cc26cd58c02316a2f52e5d5e8cf82b1adb9c96b Ch6 mobbaner img5 abd48784c2921895f256718a70d3836060ea3fca1e52bb1c401c1ddd732f08fe

Sí, cobran muchísimo interés, pero si tienes suficiente “espacio” en tus tarjetas, ésta puede ser la manera más simple de comenzar.

Alert icon 83905ee9fac964141843a90505d8b822d4556bee425021679bc9f9621bb89c0b

Cabe hacer una advertencia. A diferencia de solicitar varios créditos en abonos, solicitar un montón de tarjetas de crédito sí afecta tu calificación crediticia, dependiendo de cuántas solicitudes de tarjeta hagas.

La razón es muy sencilla – si varios vendedores de autos, o hipotecarias, o bancos, ven en tu reporte de crédito seis solicitudes de préstamo en dos semanas, se entiende que no vas a pedir los seis préstamos. Se entiende que andas “de compras” viendo cuál te conviene más, y todo eso se toma como una sola solicitud, lo cual se refleja en tu reporte con cinco puntos más o menos.

Nada de que preocuparse.

Por el contrario, si haces seis diferentes solicitudes de tarjetas de crédito, es enteramente posible que te den las seis tarjetas y eso sí cuenta como seis solicitudes. Después de todo, cada nueva cuenta que abras pone en riesgo a las otras, en teoría.

Sí, eso del crédito es un juego torcido.

Considera a los prestadores en línea para comenzar

Ch6 baner img6 d5836c8bfc8ba9387707459973a363efb05e15ee6a331c5821fcf9aa18c6717c

Hoy en día hay bancos virtuales en línea como Avant que son un poco como esos vendedores de autos que te dicen “compra aquí, paga aquí”. Ya sabes, te dan el préstamo, pero a un interés de más o menos 25%.

Por ejemplo, Avant te puede prestar $25 mil con un interés de 28% a cinco años con pagos mensuales de $800.

Es alto… pero insisto, si te ayuda a despegar… y puedes pagarlo durante un tiempo… vale la pena considerarlo.

Supongamos que tienes el pago de $800 al mes más otros $300 en gastos. Ok, entonces necesitas podar otros 36 jardines para salir a mano. Es decir, nueve o diez clientes más. ¿Es posible hacerlo en los primeros 30-45 días de tu negocio?

¡Absolutamente!

O comenzar con puras ganas,
sangre, sudor y lágrimas

Ch6 baner img7 a47815126c2c5598d2bf20bf03535279cd3ea3be16316c057afd345dc85a0fcc

Supongamos que ninguna de las opciones anteriores resulta para ti.

No tienes crédito, excepto quizá el vendedor de camionetas, tu familia y tus amigos no tienen dinero o no quieren prestarte, no tienes ahorros y ni siquiera los inversionistas en línea que prestan con alto interés te dan la oportunidad.

¿Entonces qué hacer?

Bueno, aquí es donde se ve la diferencia entre un niño y un hombre. Puede que tengas que comenzar con mínimo equipo y poco dinero, y poco a poco ir construyendo tu negocio hasta que te deje el suficiente dinero para financiar un mejor equipo.

He visto a otras personas hacerlo. Conozco a varios usuarios que comenzaron de esa forma, sin nada más excepto su podadora, su equipo de detallado y su propio auto. Una de esas personas era una mamá soltera de Georgia que ahora tiene un negocio en ascenso con varias cuadrillas que trabajan para ella.

¿Crees que es broma?

Mira a esta dama, es impresionante lo que hizo. make it.

Spanish ch6 cutlike screen 56dbb658f1ea3dd38502700899dbdfd6d5951f4dbbc444f33d37901d5c8b4196 Spanish ch6 cutlike screen 56dbb658f1ea3dd38502700899dbdfd6d5951f4dbbc444f33d37901d5c8b4196

Como mínimo, vas a necesitar mandar imprimir tarjetas de presentación, registrar tu negocio y conseguir anuncios para las perillas de las puertas. Si no tienes de $500 a $1,000 dólares para esto… he de serte honesto, probablemente no puedas hacerlo.

No quiero ser un aguafiestas, pero llega un punto en el que necesitas hacer algo para poder arrancar. Si no, eso significa que tienes que cambiar algo en tu vida. Quizá necesitas trabajar más horas en tu actual empleo o conseguir otro trabajo para ahorrar algo de dinero y pagar cosas. Quizá debas sacrificar algo un par de meses y ahorrar los $1,000 que necesitas para volar. La buena noticia es que… el registro en GreenPal es gratis… así que no tienes pretexto para no comenzar.

Todo se resume en qué tanta determinación tienes y si de verdad quieres cambiar tu vida. Porque si tú entras en esa categoría, entonces algo no está funcionando.

Tu trabajo no te está pagando lo suficiente y posiblemente nunca saldrás del hoyo hasta que hagas algo decisivo. Sé que puede ser duro – pero si de verdad deseas esto, hallarás la forma.

Mejora tu calificación crediticia

Ch6 baner img8 55de709c483b76d1b78deb539b9f51241b699889abea191de4929f8a417302f2 Ch6 mobbaner img8 ab514e0ecc439d34dcbe31b245ecd5d7cb80a3c16d06bb3cb7a15a71aa191ee2

Ésta no es una guía para enseñarte finanzas personales.

Ya hay suficiente material en línea gratuito si deseas aprender. Pero sé que para muchas personas, una mala calificación crediticia mala o nula puede ser el factor que los esté deteniendo.

Te ofrezco un par de consejos para mejorar tu calificación de crédito y acercarte más a ese préstamo de $25 mil que va a poner a tu negocio en las nubes.

Supongamos que no tienes crédito:

Para poder tener una calificación crediticia por parte de la empresa FICO, conocido también como “FICO credit score”, tienes que tener cuando menos dos cuentas abiertas para generar una calificación. Incluso si tienes una sola tarjeta de crédito, no podrán generar un reporte.

Necesitas cuando menos dos cuentas con buen historial. Puedes sacar una tarjeta de crédito de una pequeña tienda departamental o gasolinería. También puedes pedir una a las grandes empresas como CapitalOne y obtener una tarjeta de crédito asegurada.

Básicamente, tú les das unos cuantos cientos de dólares y ellos te dan una tarjeta con esa cantidad abonada. Tú utilizas la tarjeta y pagas con ella como con cualquier otra. Después de un tiempo, esta actividad se reporta a las agencias de crédito y comienza a elevar tu calificación. Con el tiempo puedes cerrar esta tarjeta o pedirles que la muevan a una cuenta no asegurada y te regresen tu dinero.

Una de las cosas buenas de CapitalOne es que si quieres una tarjeta de crédito por $300 dólares, no necesariamente tienes que darles los $300. Puede ser la mitad o incluso no más de $50. Te recomiendo echarles un ojo.

Ch6 baner img9 17a6557e98118c23babee94f898fa253cfd2dae2a5f9440b78f44eb76e9eb19f Ch6 mobbaner img9 433ee8376c0fc9f4d765851b7492bca81df9ed779258a8e506dfcd18b7b5b8d7

Mal crédito:

Esto va a tomar algún tiempo y algo de esfuerzo, pero sí es posible mejorar tu calificación crediticia. Ésta es una lista de las cosas que afectan tu reporte:

  • Utilización – La proporción de lo que debes contra tu límite de crédito. Abona más dinero a tus deudas hasta que la cantidad que debas sea 30% del límite —por ejemplo, un saldo de $300 en una tarjeta de crédito de $1,000.

  • El tiempo que lleven abiertas dichas cuentas. Entre más tiempo lleven funcionando, especialmente si tienes buen desempeño, será mejor.

  • Historial de pagos. ¡Paga a tiempo!

  • Demasiadas cuentas. Si tienes muchas tarjetas de crédito activas, das la sensación de riesgo a un nuevo prestador. Intenta cancelar algunas y quédate con sólo con dos.

  • Cuentas desactivadas. No pagaste la tarjeta de crédito, por ejemplo, y la cancelaron. Ya no hay mucho por hacer. Puedes saldar cuentas o esperar siete años y desaparecerá sin que tengas que hacer nada.

  • Demasiadas solicitudes. Evita hacer demasiadas solicitudes para un montón de cosas diferentes. Entre menos presiones tu calificación crediticia, mucho mejor.

En este tema también hay mucha información en línea que puedes consultar. Pero el aspecto crítico eres tú. Si has dañado tu crédito, sólo el trabajo duro y el tiempo lo repararán.

Sé creativo, porque con trabajo duro, perseverancia y tiempo, puedes realmente crear una compañía exitosa de cuidado del jardín que te reditúe $5,000 al mes.

En el peor de los escenarios…

Consigue una podadora sencilla de las que uno va empujando, ahorra cada centavo que ganes cortando el césped de algunos vecinos… permanece un poco más en tu actual empleo, y poco a poco reúne el dinero que necesitas para adquirir un buen equipo.

Puede que te tome un par de temporadas de jardinería para que sientas que vas agarrando empuje, pero nada va a detenerte.

Resumen del capítulo

Ch6 baner img10 5f5d1d2d10c6b4a72a696e7957fbc781ae51acbdfe004c4eaf7a6e6967a1fde4

La mejor opción para comenzar con el pie derecho es conseguir $25,000 de capital para lanzar tu empresa. Puede hacerse de la manera difícil, pero si ésa es tu única opción, adelante. Pocas cosas tan satisfactorias en la vida hay como ser un hombre o mujer de éxito que comenzó desde abajo.

Sé creativo en la búsqueda de recursos.

Busca en bancos, uniones de crédito, amigos, familia, prestadores en línea, o incluso abre una campaña de recolección de fondos en Go Fund Me. Si tu crédito es malo o nulo, toma algunas medidas para mejorar tu calificación. Te ayudará ahora y en el futuro de tu empresa.

Una cosa más – crea tu propio plan de acción. Usa esta guía y elabora un plan de trabajo propio.

Cuando le pidas a alguien que invierta en ti, al ver tu plan detallado paso a paso se convencerán de que vale la pena asumir el riesgo contigo.

En el siguiente capítulo, exploraremos algunas ideas sobre cómo sumar servicios adicionales a Mean Green… ¡para que el dinero siga fluyendo en los fríos meses de invierno!